La RSC y los Recursos Humanos (y II)


La última vez que escribí una nota, muy simple por cierto, sobre la RSC y los RRHH, fue el 8 de junio. Como es un tema que me interesa mucho, he encontrado en una publicación digital un artículo, parte del cual transcribo a continuación. El principio del mismo incluía unas disquisiciones políticas acerca de la situación en Venezuela, pero ni hacían al caso de los RRHH exactamente, ni sería procedente reproducirlas ahora, tras el fallecimiento de Hugo Chavez. En cualquier caso, la parte que se transcribe del artículo no está fuera del contexto del mismo en absoluto. Allá va

“La responsabilidad social ha sido tradicionalmente vinculada como concepto a la empresa. La definición, sin embargo, ha puesto el acento en la institución y menos en los individuos. Es hora de recuperar su sentido y pensar también en la responsabilidad social de los trabajadores, es decir, en su compromiso de producir bienes y servicios para la comunidad, con la mejor calidad y a precios asequibles. La productividad es parte de la responsabilidad de los trabajadores para con la sociedad. El trabajador, no sólo el empresario, tiene obligaciones con el ciudadano, con el consumidor, con el cliente, con el conjunto de la economía. El reconocimiento social debería pasar por el cumplimiento de esta responsabilidad. Empresario y trabajador están llamados a entender la justicia social como una relación de trato justo, de suma de derechos y obligaciones, no como simple herramienta para el reclamo de privilegios.
Promover la responsabilidad social de los trabajadores debería ser una tarea del Estado. También del empresario, al que le corresponde procurar la identificación de los trabajadores con la misión y visión de la empresa y con su compromiso frente a la comunidad y frente al país. Es una manera de recordar al trabajador su responsabilidad social.”
Fuente: Gustavo Roosen, en “El Nacional” de Venezuela, 4 de marzo de 2013.

Anuncios

2 thoughts on “La RSC y los Recursos Humanos (y II)

  1. Es el asunto de la responsabilidad individual. Parece que siempre los responsables son los demás, cuando no es así. Si cada uno de nosotros, antes de actuar, pensáramos en la mejor forma de hacerlo y en cómo va a afectar a “nuestros” stakeholders, mejor nos iría… y a todos.

    • Al final llegamos a que la RSC se confunde y entremezcla con el comportamiento etico. Si somos buenos, las cosas van bien. Como somos egoístas, las cosas no van bien. Conseguiremos cambiar. Ojalá, Irene.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s