La dirección de personas en empresas socialmente responsables y la calidad del trabajo

por Pilar Ficapal-Cusí, de la Universitat Oberta de Catalunya

Publicado originalmente en rrhhdigital.com

http://www.rrhhdigital.com/secciones/liderazgo/113302/recursos-humanos-rrhh-empleo-laboral-/

Anuncios

Guía básica de implantación de Compra Pública Verde en municipios

Guía publicada por la sociedad pública Ihobe del Departamento de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno Vasco

Con el siguiente documento, no se pretende establecer criterios técnicos sino aportar directrices básicas para asegurar que el personal municipal responsable de compras y contrataciones, sepa qué y cómo introducir cláusulas ambientales en estos procesos.

Enlace a la guia

 

Beneficios de la RSC para una organización

Texto extraído de ISO 26000

La responsabilidad social puede ofrecer numerosos beneficios potenciales para una organización. Éstos incluyen:

– impulsar una toma de decisiones más fundamentada con base en una mejor comprensión de las expectativas de la sociedad, las oportunidades asociadas a la responsabilidad social (incluyendo una mejor gestión de los riesgos legales) y los riesgos de no ser socialmente responsable;

– mejorar las prácticas de gestión del riesgo de la organización;

– aumentar la reputación de la organización y fomentar una mayor confianza pública;

– apoyar la licencia social de la organización para operar;

– generar innovación;

– mejorar la competitividad de la organización, incluyendo el acceso al financiamiento y la posición de socio preferencial;

– mejorar la relación de la organización con sus partes interesadas, exponiendo a la organización a nuevas perspectivas y al contacto con una variada gama de partes interesadas;

– aumentar la lealtad, el involucramiento, la participación y la moral de los empleados;

– mejorar la salud y la seguridad, tanto de sus trabajadores como de sus trabajadoras;

– impactando positivamente en la capacidad de una organización para contratar, motivar y retener a sus empleados;

– obtener ahorros asociados al aumento de la productividad y eficiencia de los recursos, la disminución del consumo de energía y agua, la reducción de residuos y la recuperación de subproductos valiosos;

– mejorar la fiabilidad y equidad de las transacciones, a través de la participación política responsable, la competencia justa y la ausencia de corrupción, y

– prevenir o reducir los conflictos potenciales con consumidores acerca de productos o servicios.