Calzado y Responsabilidad Social Corporativa (II)

Anteriormente en este blog ya habíamos tratado el tema de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y la Industria del Calzado pues, como tema transversal que es, afecta a todo tipo de organizaciones, incluyendo a las industriales, naturalmente. Siendo que este tipo de empresas se suministran de materias primas de una variedad de procedencias y que la fabricación de zapatos conlleva una importante carga artesana y, por tanto, manual, parece que la aplicación de criterios de RSC sería natural en la industria del calzado.

La primera entrada describía una encuesta que realizó la Organización de Consumidores y Usuarios en 2012 (http://wp.me/p2v1NT-3w) y que luego fue objeto de una aclaración de la propia OCU (http://www.ocu.org/consumo-familia/nc/noticias/piel-de-zapatos), con motivo de una ampliación de información que se produjo después de realizada y publicada la encuesta.

Otra entrada recogía una información publicada en un diario de ámbito local, cuyo título era “Yo trabajo en negro” (http://wp.me/p2v1NT-4G). No digo más.

A pesar de todo, parece que el asunto de la RSC sí que tiene interés, a juzgar por el tema del decimoctavo Congreso de la UITIC (Unión Internacional de Técnicos de las Industrias del Calzado), recientemente concluido en Guangzhou, China (http://uitic-congress.chinaleather.org/): “Responsabilidad Social: un reto para la industria del Calzado”.Documento3 De un total de 24 conferencias, 17 las han pronunciado personas de países europeos y de América del Norte (Estados Unidos y México), siendo dos de ellas españolas. Incorporar criterios sociales y medioambientales a los esquemas de gestión de las empresas, informar a los grupos de interés de las mismas, y fomentar la transparencia a todos los niveles, significa que cuando los consumidores compren un par de zapatos, tendrán la certeza de que únicamente están pisando el suelo, y no el medio ambiente y mucho menos los derechos humanos y laborales de las personas que los han construido o han fabricado las materias primas necesarias. De verdad que es posible el crecimiento sostenible, pero requiere la implicación de todos.

La quinta acepción de la definición de “reto”, según la RAE, es “Objetivo o empeño difícil de llevar a cabo, y que constituye por ello un estímulo y un desafío para quien lo afronta”. Seguramente la RSC no solucionará todos los problemas, pero puede contribuir a mejorar y a que la reputación de las empresas se incremente cara a la sociedad, y no sean vistas como máquinas de hacer dinero a cualquier precio. Como empresarios, ¿no nos sentimos invitados, desafiados,  estimulados a intentarlo? Parece que los organizadores del Congreso sí lo quieren intentar.

 

Anuncios

El Código Ético Mundial para el Turismo: más vigente que nunca

El Código Ético Mundial para el Turismo (CEMT), aprobado por la Asamblea General de la Organización Mundial del Turismo (OMT) el 1 de octubre de 1999 y reconocido por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 21 de diciembre de 2001, está integrado por un conjunto amplio de principios básicos cuya finalidad es guiar el desarrollo del turismo y servir de marco de referencia para los diferentes interesados en el sector, con el objetivo de reducir al mínimo los efectos negativos del turismo sobre el medio ambiente, el patrimonio cultural y las comunidades locales, al tiempo que se aprovechan al máximo sus beneficios para la promoción del desarrollo sostenible. Aunque el Código es un instrumento de carácter voluntario y no es jurídicamente vinculante, incorpora un mecanismo de aplicación a través de su reconocimiento del papel del Comité Mundial de Ética del Turismo, al que las partes pueden remitir cualquier cuestión relativa a la aplicación e interpretación del documento.

Desde su aprobación, la secretaría de la OMT ha realizado tres encuestas entre sus Estados miembros (en 2000, 2004 y 2008/09) con el fin de vigilar la aplicación del Código. A las encuestas sobre la aplicación del Código han respondido, por lo menos una vez, 114 Estados miembros y territorios de la OMT (70%) aproximadamente.

Gran parte de la labor de la OMT está en consonancia directa o indirecta con el CEMT y sus principios. Las cuestiones relativas al cambio climático, la diversidad biológica, la reducción de la pobreza, la protección de grupos vulnerables de la población, la sostenibilidad económica y social del desarrollo del turismo, el empoderamiento de las comunidades locales e indígenas y el acceso a la educación, la capacitación y el empleo decente, así como las prácticas comerciales responsables en el sector del turismo son esferas importantes de actividad para la OMT, sus miembros y los interesados en el turismo. El CEMT ha desempeñado, en consecuencia, un papel decisivo en la promoción y el fomento de formas sostenibles de turismo basadas en principios éticos. En el contexto actual, en el que el consumidor del producto turístico está cada vez más motivado y concienciado de la necesidad de practicar un turismo responsable, el Código se constituye en marco fundamental de referencia para la práctica del mismo de forma socialmente responsable y medioambientalmente sostenible.

La RSC en el ámbito de la actividad turística tiene similares connotaciones a las de cualquier otra actividad: adecuada gestión económica de la empresa, protección y conservación de los recursos naturales y del medio ambiente en general, respeto por los Derechos Humanos y por las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo, etc.

Los diez principios en los que se sustancia el CEMT, se enumeran a continuación, y cubren sobradamente los aspectos básicos de la Responsabilidad Social Corporativa aplicados a la actividad turística.

Artículo 1. Contribución del turismo al entendimiento y al respeto mutuos entre hombres y sociedades

Artículo 2. El turismo, instrumento de desarrollo personal y colectivo.

Artículo 3. El turismo, factor de desarrollo sostenible

Artículo 4. El turismo, factor de aprovechamiento y enriquecimiento del patrimonio cultural de la humanidad.

Artículo 5. El turismo, actividad beneficiosa para los países y las comunidades de destino

Artículo 6. Obligaciones de los agentes del desarrollo turístico

Artículo 7. Derecho al turismo

Artículo 8. Libertad de desplazamiento turístico

Artículo 9. Derechos de los trabajadores y de los empresarios del sector turístico

Artículo 10. Aplicación de los principios del Código Ético Mundial para el Turismo

 

Fuentes:

  •  Asamblea General de la OMT. Código Ético Mundial para el Turismo. A/RES/406(XIII). 1 de octubre de 1999
  • Asamblea General de las Naciones Unidas. Código Ético Mundial para el Turismo. A/RES/56/212. 21 de diciembre de 2001
  • Asamblea General de las Naciones Unidas. Aplicación del Código Ético Mundial para el Turismo. Nota del Secretario General. A/65/275. 21 de septiembre de 2010

Presentación del CETR en la 7ª Conferencia de Turismo Responsable en Destinos (RTD7)

Centro Español de Turismo Responsable

Desde la primera Conferencia sobre Turismo Responsable en Destinos de 2002 en Ciudad del Cabo (Sudáfrica), que se realizó en paralelo a la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible, se han llevado a cabo siete conferencias más. La última fue celebrada recientemente del 1 al 4 de octubre en Barcelona.

Con el lema “mejores lugares para vivir y mejores lugares para visitar” la Ciudad Condal acogió la 7ª Conferencia de Turismo Responsable en Destinosun foro mundial que reunió a más de 300 profesionales para debatir sobre el progreso realizado en la gestión sostenible del turismo y los retos pendientes de los destinos turísticos responsables.

 

El Centro Español de Turismo Responsable (CETR) estuvo presente en este evento. Ángela Díaz, Responsable de Sostenibilidad y Ambiente de Koan Consulting, empresa cofundadora del CETR, presentó esta iniciativa en el Academic Day. Este primer día dio cabida a un…

Ver la entrada original 432 palabras más