El gran reto de la RSC son las PYMEs, por Juan Alfaro

Publicado originalmente en @efeempresas

http://www.efeempresas.com/noticia/juan-alfaro-el-gran-reto-de-la-rsc-son-las-pymes/

Anuncios

Gestión integrada de la calidad, medio ambiente y seguridad y salud en el trabajo. Parte III

Parte III

1. OHSAS 18001:2007

            La norma OHSAS 18001:2007 ha sido desarrollada para ser compatible con las normas ISO 9001:2008 e ISO 14001:2004, con el propósito de facilitar la integración de los tres sistemas de gestión: de la calidad, medioambiental y de la seguridad y salud en el trabajo (SST). Esta serie de normas especifica los requisitos para un sistema de gestión SST, que permita a una organización controlar sus riegos y mejorar su desempeño. Por este motivo el esquema OHSAS es equivalente al de ISO 14001:2004 y, por extensión, al de ISO 9001:2008.

Esta norma es aplicable a cualquier empresa que desee:

–          Establecer un sistema de gestión SST para proteger el patrimonio, humano y material, expuesto a riesgos en sus actividades cotidianas.

–          Implementar, mantener y mejorar continuamente un sistema de gestión SST.

–          Asegurar la política de SST establecida y demostrar esta conformidad a la Administración o a terceros.

–          Acreditar el sistema de gestión SST por parte de un organismo externo.

 Image

Figura 4. Sistema de gestión de seguridad

 y salud en el trabajo OHSAS 18001:2007

            De forma similar y casi con total paralelismo con la ISO 14001:2004, los principios que sustentan la OHSAS 18001:2007 son los siguientes:

1 – Política de SST. Definición y autorización por parte de  la alta dirección de la política de salud y seguridad en el trabajo.

2 – Identificación de peligros, evaluación de riesgos y determinación de controles. La organización debe establecer, implementar y mantener uno o varios procedimientos para la identificación continua de los peligros, evaluación de los riesgos y la determinación de los controles necesarios.

3 – Requisitos legales y otros requisitos. Establecer, implementar y mantener uno o varios procedimientos para identificar y acceder a los requisitos legales de SST o a cualesquiera que les sean aplicables.

4 – Objetivos y programas. Establecer los objetivos de SST documentados en las funciones y niveles relevantes dentro de la organización. Los objetivos deben ser medibles y consistentes con la política de seguridad y salud en el trabajo.

5 – Recursos, funciones, responsabilidades y autoridad. La responsabilidad máxima para la SST y el sistema de gestión correspondiente, recae en la alta dirección.

6 – Competencia, formación y toma de conciencia. Asegurar que los empleados están entrenados y son competentes tomando como base una educación, formación o experiencia adecuadas, y son capaces de mantener los registros asociados.

7 – Comunicación, participación y consulta. Establecer procesos que aseguren la comunicación interna y externa acerca de los asuntos relacionados con la SST y la participación de los trabajadores en los mismos.

8 – Documentación. Mantener la documentación sobre el sistema de gestión de SST y asuntos relacionados.

9 – Control de la documentación. Asegurar la correcta gestión de los procedimientos y otros documentos de control.

10 – Control operacional. La organización debe identificar aquellas operaciones y actividades que están asociadas con los peligros identificados, donde sea necesaria la implementación de controles para administrar el riesgo.

11 – Preparación y respuesta ante emergencias. Identificar las situaciones potenciales de emergencia y desarrollar procedimientos para su prevención y actuación.

12 – Seguimiento y medición. Control de las actividades clave y seguimiento de su ejecución. Seguimiento de la efectividad de los controles.

13 – Evaluación del cumplimiento. La organización debe establecer, implementar y mantener procedimientos para evaluar periódicamente el cumplimiento de los requisitos legales aplicables, así como para el mantenimiento de los registros.

 

14 – Investigación de incidentes, no conformidades, acciones correctivas y acciones preventivas. Registrar, identificar y corregir los problemas y prevenir su reaparición.

15 – Control de registros. Mantener los registros necesarios para demostrar la conformidad con los requisitos del sistema de gestión de SST y de esta norma, así como para demostrar los resultados obtenidos.

16 – Auditoria interna. Verificar periódicamente que el sistema de gestión es conforme con las disposiciones planificadas para la gestión de SST, se ha implementado adecuadamente y funciona de la manera prevista.

17 – Revisión por la dirección. La alta dirección debe revisar el sistema de gestión de la organización a intervalos planificados, para asegurarse de su conveniencia, adecuación y eficacia continua.

Los beneficios de implantar un sistema de gestión de seguridad y salud en el trabajo son:

–          Mejora de la imagen empresarial, proporcionando una mayor competitividad y un mejor posicionamiento en el mercado.

–          Mantener al día el sistema de gestión de SST.

–          Mejorar la integración de la actividad preventiva dentro de la empresa.

–          Reducción de accidentes.

–          Prevención de posibles infracciones.

–          Ayudar a garantizar el cumplimiento continuo de la legislación de seguridad y salud.

–          Minimizar el riesgo de daños para los empleados u otras partes interesadas, asociados a sus actividades.

Gestión integrada de la calidad, medio ambiente y seguridad y salud en el trabajo. Parte II

PARTE II

1. ISO 14001:2004

La norma ISO 14001 especifica los requisitos necesarios para que un sistema de gestión ambiental capacite a una organización para que formule sus políticas y objetivos teniendo en cuenta los parámetros legales y la información acerca de los impactos medioambientales significativos. Se aplica únicamente a los aspectos medioambientales que la organización puede controlar y sobre los que puede esperarse que tenga influencia.

La gestión ambiental se refiere a todos los aspectos de la gerencia, incluida la planificación, que desarrollen, implementen y mantengan la política ambiental. Ésta se puede entender como el conjunto de directrices que debe adoptar una organización para alcanzar la integración del proceso productivo con el medio ambiente, sin perjudicar ninguna de las dos partes.

En tanto en cuanto se habla de integración, la norma prevé enlaces con la ISO 9001, como veremos más adelante.

En la Figura 1 se muestran los requisitos de un sistema de gestión ambiental según los principios de la norma ISO 14001:2004.

Dibujo

Figura 1. Sistema de gestión ambiental ISO 14001:2004

            Estos elementos que giran alrededor del principio de “MEJORA CONTINUA”, se explicitan en diecisiete requisitos, que se describen a continuación:

1 – Política medioambiental. Desarrollar una declaración del compromiso de la organización hacia el medio ambiente. Esta política ha de constituir el marco para la planificación y la acción.

2 – Aspectos medioambientales. Identificar las repercusiones medioambientales de los productos, actividades o servicios, y determinar cuáles pueden producir impactos significativos en el medio ambiente.

3 – Requisitos legales y otros requisitos. Identificar y asegurar el acceso a las leyes y reglamentos relevantes, o a cualesquiera que sean de aplicación a la organización.

4 – Objetivos y metas. Establecer los objetivos ambientales para la organización de acuerdo con su política, los impactos medioambientales, la opinión de terceras partes u otros factores.

5 – Programa de gestión medioambiental. Planificar acciones para la consecución de objetivos y metas.

6 – Estructura y responsabilidades. Establecer los papeles y responsabilidades y dotar de recursos.

7 – Formación, sensibilización y competencia profesional. Asegurar que los empleados están entrenados y son capaces de llevar a cabo sus responsabilidades medioambientales.

8 – Comunicación. Establecer procesos que aseguren la comunicación interna y externa acerca de los asuntos relacionados con el medio ambiente.

9 – Documentación del sistema de gestión medioambiental. Mantener la documentación sobre el sistema de gestión medioambiental y asuntos relacionados.

10 – Control de la documentación. Asegurar la correcta gestión de los procedimientos y otros documentos de control.

11 – Control operacional. Identificar, planificar y gestionar las operaciones y actividades de acuerdo con la política, objetivos y metas.

12 – Planes de emergencia y capacidad de respuesta. Identificar las potenciales situaciones de emergencia y desarrollar procedimientos para su prevención y actuación.

13 – Seguimiento y medición. Control de las actividades clave y seguimiento de su ejecución.

14 – No conformidad, acción correctora y acción preventiva. Identificar y corregir los problemas y prevenir su reaparición.

15 – Registros. Mantener los registros adecuados sobre el funcionamiento del sistema de gestión medioambiental.

16 – Auditoria del sistema de gestión medioambiental. Verificar periódicamente que el sistema de gestión medioambiental funciona de la manera prevista.

17 – Revisión por la dirección. Revisar periódicamente en sistema de gestión medioambiental, sin perder de vista su mejora continua.

Algunos de los beneficios derivados de la implantación de un sistema de gestión medioambiental son:

–          Cumplimiento con creces de la legislación y desarrollo del método para demostrarlo mediante un sistema de auditoría interna estandarizado y reconocido.

–          Mejora en las condiciones financieras en los casos en los que el medio ambiente es un condicionante.

–          Menores costes asociados a auditorias medioambientales externas.

–          Facilidad para conseguir contratos a través de la imagen “verde” o “ecológica” de los productos o servicios.

–          Optimización en el consumo de recursos.

–          Mejora en la capacidad para afrontar circunstancias cambiantes.